Los investigadores del CCHS comparten sus deseos científicos para el 2018

Los propósitos sugeridos por los expertos en Ciencias Humanas y Sociales se centran en apostar por la igualdad, el rejuvenecimiento de las plantillas y la inversión, entre otros
#Loscientíficosdesean

deseo_cientifico2018_-_web.png

Para el año 2018, el Centro de Ciencias Humanas y Sociales (CCHS) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha tomado el pulso a los deseos científicos de investigadores pertenecientes a los seis institutos que lo conforman. De tal manera, la Unidad de Divulgación, Cultura Científica y Edición digital de este centro ha recopilado una lista de buenos propósitos encuadrados en el ámbito de la investigación. Casi una veintena de reconocidos expertos de las Ciencias Humanas y Sociales han expresado sus deseos científicos.

Los investigadores han aprovechado para reivindicar una mayor inversión para evitar la precariedad, así como para pedir más visibilidad y para luchar por la igualdad entre hombres y mujeres y que las plantillas se rejuvenezcan, entre otros aspectos. Igualmente, han subrayado lo fundamental que resulta el rigor científico, la especificidad de las disciplinas además del diálogo entre las ciencias.

Hemos recogido sus declaraciones en un vídeo que puede visualizarse en nuestro canal de Youtube.

Juventud e inversión

El deseo científico que, prioritariamente, me gustaría que se cumpliera en 2018 es que los centros de investigación volvieran a disponer de una masa crítica de investigadores jóvenes. Bueno, y no tan jóvenes, de investigadores hasta los 40 o 45 años, que no tuvieran necesariamente que marcharse de nuestro país para continuar desarrollando su actividad científica. Un segundo e importante deseo que tengo es que se incremente significativamente la inversión en investigación, desarrollo e innovación en España.  Con el objetivo, que ahora parece tan lejano, pero tantas veces invocado de alcanzar el 2 % del  Producto Interior Bruto".

Javier Sanz Cañada, investigador del IEGD, CCHS-CSIC

Rigor científico

Lo que no es ciencia es opinión, mito, creencia. Mi deseo es que el conocimiento avance basándose en el rigor científico y que cuente para ello con el apoyo de instituciones públicas y privadas".

Catalina Martínez García, investigadora del IPP, CCHS-CSIC

Eliminar la precariedad y aumentar el valor

Sería deseable que en el año 2018 los presupuestos para la ciencia pudieran consolidarse, que pudiéramos reducir al mínimo, sino acabar con todo lo que tiene que ver con la precariedad en el ámbito de la ciencia. Que no haya investigadores e investigadoras jóvenes que no tienen un futuro claro. En segundo lugar, sería también muy deseable que pudiéramos conseguir entre todos que las Ciencias Sociales y las Humanidades tuvieran un mayor aprecio social y de los gobernantes políticos".

Pedro Tomé Martín, investigador del ILLA, CCHS-CSIC

Por una sociedad más culta científicamente

Por un lado, me gustaría que la ciencia llegara a todos los rincones de la sociedad, que llegara más y mejor a cualquier nivel de la educación.  También a la cultura, que llegara la ciencia, no la pseudociencia, la ciencia. Que estuviera más presente en los medios de comunicación, en la televisión, en la radio, en la prensa, en las redes sociales… Por otro lado, creo que conseguiríamos una sociedad más culta científicamente hablando y por tanto sería una cantera mucho más amplia y mucho más predispuesta para seguir trabajando por el progreso científico, que en el fondo es el progreso humano".

Gloria Fernández-Mayoralas Fernández, investigadora del IEGD, CCHS-CSIC

Conocer la causa del envejecimiento biológico

Mi deseo científico para los próximos cinco años es descubrir la causa real (la más determinante) del envejecimiento biológico, y estudiar los mecanismos para que, una vez alcanzado el umbral de no retorno, el final de la vida sea sosegado e indoloro".

Antonio Abellán, investigador del IEGD, CCHS-CSIC

Sin ciencia no hay avance

Tengo dos deseos. El primero es que la ciudadanía incorpore plenamente dos ideas: que la ciencia es cultura y que sin ciencia no hay futuro. El segundo es que las instituciones, tanto públicas como privadas, apuesten por la buena ciencia y apoyen decididamente a los grupos de investigación que ya son competitivos tanto como a los grupos y jóvenes científicos prometedores".

Jesús Rey Rocha, investigador del IFS, CCHS-CSIC

La utilidad de los errores

Mi deseo científico para el 2018 es que tengamos tiempo y oportunidad para equivocarnos. Los errores, los ensayos, los intentos son elementos fundamentales de la ciencia, y en la visión híper-productivista de la ciencia ya casi no tienen cabida. La ciencia avanza a golpes de intentos y fracasos, no hay que olvidarlo. Necesitamos tiempo para esto". 

Vincenzo Pavone, investigador del IPP, CCHS-CSIC

Visibilidad

Me gustaría que en el año 2018 la investigación tuviera una mayor visibilidad social y un mayor reconocimiento social. Y me gustaría, muy especialmente, que la investigación que hacemos en el Instituto de Lenguas y Culturas del Mediterráneo y Oriente Próximo fuera tenida en cuenta por los diversos agentes sociales y en la elaboración de políticas que afectan a esta región del mundo".

María Ángeles Gallego García, investigadora del ILC, CCHS-CSIC

Investigación de calidad

Este ha sido un año duro. Podríamos tener muchos deseos, pero para el 2018 me gustaría que hubiera un mayor reconocimiento de la investigación de la Filosofía por parte de nuestras instituciones, de nuestro ministerio… que nos dieran más financiación para poder realizarla  y  sobre todo para poder contratar y dar entrada a un personal joven que está ahora terminando sus carreras contra viento y marea y pudiéramos también, de esta forma, combatir el envejecimiento de la plantilla. La Filosofía ha hecho un gran esfuerzo por salir a la sociedad. En este momento en el que está tan amenazada, nos gustaría que con el reconocimiento a nuestro trabajo se hiciera un puente hacia la verdadera investigación de calidad que está detrás de todo aquello que hacemos".  

Concha Roldán, investigadora del IFS, CCHS-CSIC

Confianza

En los tiempos venideros lo que necesitamos es tener confianza en nuestras propias fuerzas, en nosotros mismos.  Que se incremente la confianza en  la institución, con el lugar en el que trabajamos... Partiendo de ese incremento de la confianza, yo creo que se podrá aumentar la capacidad comunicativa de nosotros, investigadores, con los entornos sociales, que me parece que es fundamental en nuestra labor investigadora, porque al fin y al cabo, investigar es comunicar y ahora tenemos unas potencialidades extraordinarias. En mi campo, como historiador, tengo mucha fe en las posibilidades comunicativas de la historia digital, de las nuevas tecnologías de comunicación. Igualmente, para tener más confianza, es fundamental que se rejuvenezca la institución, cuyos investigadores tienen una media de edad de 55 años. Este me parece que es el desafío fundamental que hay que afrontar y ojalá que los próximos meses la tendencia se pueda revertir". 

Leoncio López-Ocón Cabrera, investigador del IH, CCHS-CSIC

Relación con las tecnologías

Sueño con que las humanidades vuelvan a gestionar nuestras vidas y nuestra sociedad, precisamente en el tiempo de las nuevas tecnologías y de la robótica".

Natalio Fernández  Marcos, doctor ‘ad honorem’ del ILC, CCHS-CSIC

Menos burocracia

Mi deseo para 2018 es que no tuviéramos que estar sometidos a la burocracia y las trabas legales impuestas por el Gobierno que han establecido un sistema administrativo lento y obsoleto que obstaculiza y desincentiva a diario nuestro trabajo científico. El deseo para mi disciplina de trabajo, que se centra en demografía social y en la sociología de la familia, es que dispongamos finalmente de la nueva Encuesta de Fecundidad y Familia (la anterior es de 2006) que nos permita analizar en profundidad las pautas reproductivas y familiares de mujeres y hombres en España".

Teresa Martín García, investigadora del IEGD, CCHS-CSIC

Mayor visibilidad de las investigadoras

Mi deseo para 2018 sería que hubiera una mayor visibilidad y reconocimiento de las investigadoras de esta institución y de todo el país. Y además, que hubiera más dinero para contratar jóvenes investigadores, que los necesitamos y los echamos en falta".

Eulalia Pérez Sedeño, investigadora del IFS, CCHS-CSIC

Especificidad y custodia de los clásicos

Mi deseo sería que la Filosofía, en particular, y las Humanidades, en general, fueran tratadas de acuerdo con su especificidad y no se las intentara poner en un lecho de procusto para que parecieran o se hicieran pasar por lo que no son. No son ciencias empíricas de laboratorio, son disciplinas que recogen sus frutos muy a largo plazo. Distinguir entre divulgación y transferencia en las Humanidades es difícil porque lo que para otras disciplinas empíricas sería divulgación, en Filosofía, por ejemplo, sería transferencia. Es decir, publicar textos accesibles al gran público, colecciones que se distribuyen en los quioscos, que luego se traducen a varios idiomas y se distribuyen por distintos países, es ciertamente más transferencia que divulgación. Concha Roldán o yo mismo lo hemos hecho hace poco con Leibniz, con Rousseau, Voltaire… y, claro, la filosofía lo que tiene es esto: la custodia de los clásicos. Estos no son momias de museo, sino que son autores que nos interpelan  para el presente".

Roberto R. Aramayo, investigador del IFS, CCHS-CSIC

Igualdad entre hombres y mujeres

Yo creo que 2017 ha sido un año bien convulso en cuanto a reivindicaciones para reclamar igualdad entre hombres y mujeres. Mi deseo en el 2018 es que, efectivamente, continúe ese movimiento global de reivindicación para conseguir la igualdad y la visibilidad que las mujeres se merecen en el espacio de la investigación y de la ciencia".

Judith Farré Vidal, investigadora del ILLA, CCHS-CSIC

Reconocimiento político

Mi deseo científico para el año 2018 es que las ciencias y la investigación tengan el reconocimiento político, que ya lo tiene en la sociedad porque la gente reconoce este papel fundamental de la investigación científica técnica para la mejora de la vida. Por tanto, sería deseable que los poderes públicos también lo tomaran en cuenta con las necesarias inversiones en personal, en equipamientos, sobre todo porque el diálogo entre las ciencias experimentales y las ciencias humanas y sociales contribuye a crear la tercera cultura, que es fundamental para una vida buena, para una sociedad mejor y para un momento de crisis ecológica y de cuidados que está asolando nuestro planeta".

Txetxu Ausín, investigador del IFS, CCHS-CSIC

Armonía y diálogo entre las ciencias

Lo que deseo para este año 2018 es que sigan dialogando de esta manera tan estupenda, como lo vienen haciendo últimamente, las ciencias puras, las ciencias sociales y las humanidades y que sea un buen año para todas esas especialidades que, insisto, deben cada vez más tener contacto entre ellas y formar un conjunto armonioso y decidido a conseguir metas cada vez más importantes".

Luis Alberto de Cuenca, doctor ‘ad honorem’ del ILC, CCHS-CSIC

Recuperar a los jóvenes y brillantes investigadores

Yo tengo, como los niños, muchos deseos. Uno particular y otro general. El particular es dedicarle más tiempo a la lectura y menos a la burocracia, una actividad un poco redundante cuando no superficial y, a veces, directamente surrealista, que nos está quitando mucho tiempo para lo más importante para los científicos sociales y los humanistas, que es la lectura profunda, la lectura detenida, que es la base de cualquier trabajo mínimamente de calidad. Y luego tengo un deseo general, que es que haya más inversión en I+D y que podamos recuperar los talentos, los brillantes investigadores jóvenes, que están circulando por el mundo y que se están llevando toda la inversión que se ha producido en España en ciencia en los últimos años y que la estamos regalando y malbaratando. Ellos son el futuro de la ciencia española y necesitamos recuperarlos".

Juan Pimentel, investigador del IH, CCHS-CSIC

 

Recursos y libertad de acción

Si queremos de verdad que la ciencia ocupe un lugar importante en este país, debemos ser conscientes de que hacen falta dos cosas fundamentales: recursos y libertad de acción. Sin ambas, y no necesariamente por ese orden, estaremos condenados al fracaso, como científicos y como sociedad que aspira a un futuro mejor. Con el despilfarro estéril que vemos todos los días, en tantas y tantas facetas de nuestro entorno, hace falta tener confianza en el compromiso social de los científicos y no tratarlos como "sospechosos habituales".

Lorenzo Delgado Gómez-Escalonilla, investigador del IH, CCHS-CSIC

Mayor inversión en formación de investigadores

Mayor inversión en Ciencia para aumentar la formación de investigadoras e investigadores pre y postdoctorales y para convocar contratos y plazas que rejuvenezcan las plantillas"

Ricardo Campos Marín, investigador del IH, CCHS-CSIC

En las redes sociales, se utilizarán las etiquetas #loscientíficosdesean#deseocientífico2018.