El CCHS acerca la investigación a los institutos de Educación Secundaria con el proyecto Ciencia en el barrio

Una veintena de alumnos del IES María Rodrigo se aproximó a la multisciplinariedad del centro de Ciencias Humanas y Sociales

ies_maria_rodrigo_grupo.jpg

El Centro de Ciencias Humanas y Sociales (CCHS-CSIC) se convirtió en el lugar de inicio de la segunda temporada del proyecto Ciencia en el Barrio. Esta iniciativa, que se desarrolla el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), tiene el objetivo de ampliar el radio de acción de la divulgación de la ciencia.

Así, un grupo de 24 alumnos de 4º de la ESO del IES María Rodrigo, del Ensanche de Vallecas, visitó el CCHS para conocer las instalaciones, aprender sobre los fondos de la Biblioteca Tomás Navarro Tomás, participar en una charla sobre la Biblia y la cultura occidental y aproximarse a algunos de los laboratorios en los que se trabaja por conservar el Patrimonio. Igualmente, participaron en una actividad sobre prevención y gestión de incendios forestales y se acercaron a diferentes formas de urbanismo ciudadano. Durante esta visita, estos alumnos pudieron comprobar de cerca la multidisciplinariedad que alberga el CCHS.

La Biblioteca Tomás Navarro Tomás fue la primera estación por la que pasaron los participantes de esta jornada en este centro del CSIC. Fernando Pastor, personal de la biblioteca, les describió algunos de los principales fondos de la colección de la que es una de las bibliotecas de humanidades más grandes de España, que guarda más de 800.000 libros. Pastor destacó la importancia de la mezcla de tradición y modernidad que refleja esta biblioteca de investigación de referencia. Igualmente, subrayó que en su colección hay documentos únicos que solamente se encuentran en sus depósitos. Asimismo, Pastor, animó a los alumnos a explorar en el futuro el gran potencial que estas instalaciones recoge y puso en valor algunos de los estudios punteros que se desarrollan. Los alumnos pudieron descubrir y hojear algunos de los valiosos facsímiles disponibles en una de las salas de los fondos especiales pertenecientes a la Biblioteca Tomás Navarro Tomás.

‘La Biblia y nuestra cultura occidental’, fue el título de la charla que ofreció a los estudiantes Natalio Fernández, investigador del Instituto de Lenguas y Culturas del Mediterráneo y Oriente Próximo (ILC, CCHS-CSIC). Durante su ponencia recordó algunas efemérides que se conmemoran este año. De tal forma, mencionó que en 2017 se celebra el quinto centenario de la Reforma de Lutero, así como el quinto centenario de la muerte del Cardenal Cisneros. Durante media hora realizó un breve recorrido por la historia de la difusión de la Biblia, en el que remarcó cómo se fue traduciendo a distintas lenguas comunes. Los alumnos también pudieron hojear un ejemplar del Códice Vaticano, de la Biblia Latina y  de la Biblia Políglota Complutense.

A lo largo de la visita al centro, estos adolescentes visitaron algunos de los laboratorios del Instituto de Historia (IH, CCHS-CSIC). En concreto, Fernando Agua y Javier Peña fueron los encargados de mostrarles distintos métodos de conservación del Patrimonio. Por un lado, Fernando Agua mostró a los alumnos de 4º de la ESO uno de los proyectos en los que su instituto trabaja. Con el fin de conservar los metales que forman el patrimonio, en colaboración con el Museo Naval, estos técnicos aplican una capa muy fina y porosa de un producto para evitar que las piezas se oxiden. Por otro lado, Peña enseñó a este grupo de alumnos un método de conservación preventiva con sensores ambientales para medir el pH en el aire y evitar el deterioro de materiales museísticos.

La investigadora del Instituto de Economía, Geografía y Demografía (IEGD, CCHS-CSIC) Lara Vilar, diseñó una charla en la que se incluyó una dinámica de grupo. Vilar habló a los jóvenes sobre las tecnologías que emplean herramientas digitales para analizar la información espacial mediante sistemas de información geográfica. Mediante un juego colaborativo, enseñó a los alumnos cómo evitar los incendios forestales. A lo largo de su actividad destacó la importancia de la concienciación y  lo fundamental que resulta la responsabilidad humana para conseguir que el monte esté limpio.

Alberto Corsín, investigador del Instituto de Historia (IH, CCHS-CISC), habló a los alumnos del IES María Rodrigo del concepto de ciudad. Comentó durante su charla,  cuál era la tarea de los científicos sociales y expuso diferentes sistemas informales que los ciudadanos han desarrollado.  Así, dio a conocer algunos ejemplos que han conseguido dar lecciones a urbanistas de todo el mundo. Entre ellos, destacó la ciudad flotante de Makoko, situada Nigeria; el Living Lab, de Nueva York, y los casos madrileños de los proyectos Air Quality Egg y el Campo de la Cebada. 

Con esta visita al Centro de Ciencias Humanas y Sociales, los alumnos del IES María Rodríguez pudieron comprobar lo fundamental que resulta la labor de la carrera investigadora en la actualidad. Con actividades de este tipo, el CSIC lleva la ciencia a los Institutos de Educación Secundaria de barrios de Madrid con escasa oferta de actividades de divulgación científica. Con el lema “Divulgación científica para el desarrollo social y la igualdad de oportunidades”, Ciencia en el Barrio es un proyecto que cuenta con el apoyo económico de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).